images

El grupo de trabajo Basuras marinas (GT- 16) CONAMA 2016 formado por más de 40 entidades de distintos sectores, participaron en el grupo de trabajo Basuras Marinas (GT-16) reuniendo en un documento final la información más actualizada sobre este problema.
El documento se presentó durante la jornada del Conama 2016 junto a iniciativas exitosas de recogida de basuras y otros proyectos de valorización de los residuos para convertirlos en nuevos productos comerciales.
En el documento, en el que ha participado la Plataforma Tecnológica PROTECMA a través de la Fundación CETMAR, se compila la información disponible sobre las basuras marinas en España desde los distintos ámbitos que la atañen: caracterización de los residuos, sus impactos, la legislación relativa y la participación de los distintos sectores involucrados.
Pescadores, empresas, investigadores, administración y ONGs trabajan conjuntamente para atajar un problema que, además de afectar a la biodiversidad y presumiblemente a la salud humana, provoca el gasto de millones de euros en Europa tan solo en limpieza de costas.
Durante la sesión se dieron a conocer varias iniciativas de limpieza de basuras en las que colaboran activamente los propios pescadores, uno de los colectivos más concienciados con el problema. Tan solo en 2015 y en el área de trabajo de la flota pesquera de arrastre del Litoral del Puerto de Marín, en Pontevedra, se extrajeron 17,8 toneladas de residuos del fondo del mar. Algunas de esas basuras estuvieron expuestas en el CONAMA..
Tras la sesión del grupo de trabajo, se presentó una sala dinámica organizada por Ecoembes, en la que participó Paisaje Limpio, sobre el “Decálogo Ciudadano contra las Basuras Marinas”, elaborada en el seno del Grupo de Trabajo de Basuras Marinas de CONAMA, en el que participan una gran diversidad de actores como pescadores, entidades del tercer sector, administraciones y empresas.
Los asistentes participaron en una innovadora actividad en la que se explicó cómo cualquier ciudadano puede contribuir a la ciencia de forma sencilla, recogiendo datos sobre las basuras en las playas que ayuden a conocer mejor esta problemática. Para ello, los participantes “atraparon” basuras de las calles aledañas a la sede del Congreso, identificándolas a través de herramientas de ciencia ciudadana que podían descargar en sus propios móviles.
Posteriormente, tuvo lugar un taller de inteligencia colectiva en el que se reflexionó sobre los diferentes puntos del Decálogo Ciudadano y cómo facilitar su aplicación y difusión entre los ciudadanos, con el fin de reducir las basuras en nuestros mares y océanos.

20161201_134643