CARACTERÍSTICAS

El vidrio es un material duro, frágil y transparente, que a pesar de comportarse como sólido, es un líquido sobreenfriado y amorfo (sin estructura cristalina).
vidrio1_tratLas principales materias primas, arena, sosa y caliza, y cada vez en mayor cantidad casco de vidrio (calcin) procedente de envases reciclados, se funden a temperaturas superiores a 1.500 ºC en los hornos de fusión. Posteriormente, estas materias primas se afinan y homogeneizan hasta obtener una masa vítrea que servirá para la elaboración del envase. El vidrio obtenido, aún en estado fluido y a una temperatura de unos 900ºC, se distribuye en los moldes que darán forma al envase: tarros y botellas. A continuación, estos moldes se trasladan a un túnel de recocido, donde un tratamiento térmico eliminará tensiones internas y dotará al envase de vidrio en su grado definitivo de resistencia.
vidrio2_tratSeguidamente, se inician unos exhaustivos controles de calidad donde se comprueba cada unidad electrónicamente, verificando su correcta fabricación, su configuración interior y exterior y asegurando que sus características se adecuen a los requerimientos de los envasadores y los consumidores.
El proceso concluye con el embalaje de los envases de vidrio, que se realiza automáticamente en «palets» retractilados hasta su distribución a los envasadores.

 

INVESTIGACIÓN Y DESARROLLO

La evolución en la fabricación de los envases de vidrio viene marcada por el perfeccionamiento en la automatización el control de fabricación. El desarrollo tecnológico ha tenido su reflejo más notable en el área de moldeo, con excelentes resultados en el aligeramiento de los envases, la repetibilidad del proceso y el control cualitativo de los envases. La aplicación de modernas tecnologías electrónicas y ópticas y la informatización de los procesos han elevado el nivel de calidad, mejorando la flexibilidad y disminuyendo los costes.

vidrio3_tartEl alto porcentaje de inversiones realizadas por la industria vidriera se dedica a medios de control electrónico de calidad.

Cada vez los parámetros de calidad son más exigentes y con estas inversiones se asegura que cada envase que sale de fábrica cumpla con las necesidades de envasadores y consumidores.

 

APLICACIONES

El vidrio es un material que acompaña al hombre desde hace miles de años. Presente en todas las antiguas civilizaciones, ha constituido, junto con la cerámica, el recipiente más adecuado.
A partir del siglo XVII el uso del vidrio como envase comienza a generalizarse y ya en el siglo XX se crea la primera máquina capaz de fabricar automáticamente envases de vidrio. En los años 20 ve la luz una máquina de secciones individuales que permite la fabricación en serie.
Hoy en día es posible encontrar numerosos productos envasados en vidrio, tales como: alimentos sólidos o líquidos, perfumes, ácidos, componentes para droguería e industria química.

NATURALEZA ECOLÓGICA

El reciclado de productos es una de las vías que garantiza firmemente la salvaguarda del medio ambiente. Reciclar significa volver al ciclo, así para que el reciclado de un material sea verdaderamente ecológico y garantice la protección del entorno, debe cumplir con los siguientes requisitos:
  • Que el material obtenido pueda ser utilizado de nuevo íntegramente.
  • Que el nuevo material mantenga al 100% sus cualidades.
  • Que el material resultante se utilice para fabricar el mismo producto del que proviene.

Estas condiciones se cumplen en el envase de vidrio, que es un material ecológico por naturaleza. Una tonelada de casco de vidrio ahorra 1.200 kg. de materias primas y 130 kg. de fuel-oil, y disminuye en 1.000 kg. las basuras.

El esfuerzo de los ciudadanos, que depositan los residuos de vidrio en los contenedores, tiene su contraprestación en todos los beneficios medioambientales que conlleva.
  • Gracias al reciclado de casi 3 botellas de vidrio, conseguimos la energía necesaria para hacer funcionar un lavavajillas con capacidad para lavar la vajilla de 12 comensales.
  • Con el reciclado de 3 botellas de vidrio podríamos lavar toda la ropa de una familia de 4 miembros durante un día entero.
  • Gracias al ahorro de la energía que se consigue con el reciclado de 4 botellas de vidrio, lograríamos que un frigorífico funcionara un día completo.
  • Reciclando vidrio se ahorra energía. Con la energía que ahorra el reciclaje de una botella, se podría mantener encendida una bombilla de 100 watios durante cuatro horas.
  • Ahorramos materias primas y evitamos la destrucción de terrenos por extracción. Reciclando 3.000 botellas se ahorra más de una tonelada de materias primas.
  • Reducimos los residuos que van a parar a los vertederos. 3.000 botellas recicladas son 1.000 kilos menos de basura.
  • Reducimos la contaminación del aire en un 20%, al quemar menos combustible para la fabricación de nuevos envases.
  • Evitamos el grave problema de los vertidos incontrolados.

RECOGIDA SELECTIVA

vidrio4_tratEl proceso de reciclado de envases de vidrio comienza con la recogida selectiva del material en origen, mediante unos contenedores especiales, los populares iglués, en los que se depositan los envases de vidrio (tarros, frascos y botellas) vacíos.
Hay otros materiales, como pueden ser la cerámica u otros tipos de vidrio (vasos, cristales de ventana, etc…) que, al tener una composición diferente a la del vidrio de los envases, deben ser depositados en los puntos limpios de los pueblos y ciudades.

 

     QUÉ DEBE IR, QUÉ NO DEBE IR AL IGLÚ

DEBE IR NO DEBE IR
Botellas de vidrio zumos, refrescos, mostos, sidras, vinos, licores, … Envases de medicamentos: Los tarros y botellas de medicamentos entran en un circuito de reciclaje distinto al resto de los envases de vidrio, por eso no deben depositarse en los iglués verdes.
Tarros y frascos de vidrio Bebidas, alimentos, perfumes.
ecovidrio_trat Cualquier elemento de vidrio o cristal (vasos, ventanas, etc…) que no sea un envase. Las cristalerías, las vajillas, los jarrones, el vidrio plano, vidrio armado, vidrio laminado, las ventanas, etc… Tienen su propio circuito de reciclado.
Cerámicas, porcelanas, ladrillos y piedras. Éstos son los principales enemigos del reciclado de vidrio. Todos funden a temperaturas distintas a las del vidrio. Por eso, si llegan a los hornos vidrieros producen botellas y frascos excesivamente frágiles, que hay que desechar.
Tapas y tapones: Es recomendable que los envases se depositen en los iglués libres de tapas y tapones.

 

vidrio6_tratLos iglúes se recogen periódicamente, llevando los envases a las plantas de tratamiento. En ellas, el vidrio se limpia y se tritura, acondicionándolo a la granulometría idónea que dará como resultado el casco de vidrio o calcín, que va a servir de materia prima para la fabricación de nuevos envases.
El casco se traslada a las fábricas de envases de vidrio donde, mezclándose con el resto de materias primas, se funde en los hornos para producir nuevos envases con idénticas características de los originales.

 

vidrio7_trat

 

El sistema de reciclado del vidrio es una actividad compartida por los envasadores, las administraciones públicas, el sector hostelero y los consumidores, y respetuoso con el medio ambiente, ya que posee un reciclado integral que cierra el círculo envase-consumo-reciclado-envase, de una manera indefinida en el tiempo.

 

 

RECICLAR ES FÁCIL

Con un gesto tan sencillo como el de separar los tarros, frascos y botellas usados para depositarlos después en los iglúes, reducimos el consumo de energía, ahorramos materias primas y disminuimos los vertederos y la contaminación del aire. Por poner un ejemplo sencillo: con la energía que ahorra el reciclaje de una botella, se podría mantener encendida una bombilla de 100 watios durante cuatro horas.
Para reciclar los envases de vidrio no hace falta tener ningún conocimiento especial, ni disponer de mucho espacio en casa.

vidrio8_tratBasta con acumular una pequeña cantidad de tarros, frascos y botellas, y depositarlos en el iglú cuando vamos a trabajar o salimos a comprar. En las calles de los municipios españoles hay más de 116.000 contenedores de vidrio que cubren el 99,4% de la población.

De esta forma y sin esfuerzo, contribuiremos a preservar el medio ambiente para las generaciones futuras. Si mezclamos el vidrio con el resto de los residuos, lo enviamos directamente al vertedero y contribuimos a la degradación de la naturaleza con la extracción de nuevas materias primas.